Ser o no ser, en Internet

Corren ríos de tinta virtual cargados de consejos y sugerencias, planos para la búsqueda de la web perfecta pero dado el ritmo a que se generan y difunden cambios y actualizaciones de navegadores, algoritmos, programas y doctrinas podemos concluir que la perfección no existe. Aquí, tampoco…

Foto: Marcela Patiño

Nuestro sitio web es un punto de entrada para darnos a conocer. En los primeros segundos de visita tomamos la decisión de seguir leyendo, entrando en la casa virtual de alguien, o irnos. Así, ¿Debemos deducir que es suficiente un primer impacto para conseguir que nuestro visitante se quede y continúe atendiendo a lo que queremos mostrarle?

El problema es que la navegación por Internet se compone de (más o menos) infinitos primeros impactos por lo que si no encontramos algo que trascienda el primer impacto nos marchamos.

¿Qué puede ser? Intentemos aproximarnos:

Nuestra web está disponible y navegable, dispone de textos, fotos, colores, enlaces, formularios, logo, etc. El conjunto de todo ello debe hablar de nosotros y de nuestro objetivo. Con todo esto podemos decir que “estamos en Internet”. Buscamos cosas que están en Internet pero nos atraen y nos quedamos en los sitios donde sentimos una verdadera presencia, donde alguien o algo “es”.

La personalidad vertida en una web es algo que sentimos a través de la pantalla como la podemos sentir a través de la piel o del atuendo de alguien. Su personalidad, su carácter, su carisma es lo que nos atrae –o no– más allá de los logos o marcas que luzca en su ropa. Quizás tiene que ver con el estilo con que viste, se peina, habla y escucha, pero sobre todo con la manera propia en que la persona hace suyo ese estilo y lo completa.

Importa qué idea nos transmite, a qué referencias nos remite y qué sentimientos nos aviva nos llevan a escuchar y a identificarnos –o no– con su postura y a seguir relacionándonos.

Nunca un medio de comunicación tuvo a su alcance tantas herramientas a nuestra medida para representarnos y poder modular nuestra comunicación. Así, por encima de cualquier otra consideración estratégica o técnica, nuestra elección está entre “ser” y únicamente “estar”, en Internet.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR